Laja se suma plan nacional elige vivir sin drogas

El alcalde de Laja, Vladimir Fica Toledo, firmó el convenio con el director regional de Senda, Jorge Bastías.

Los escolares chilenos ocupan el primer lugar de Sudamérica en el consumo de marihuana, cocaína, pasta base y tranquilizantes sin receta médica. Además 1 de cada 3 escolares declara haber consumido marihuana en el último año.

Con estas cifras, el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), creó el plan nacional elige vivir sin drogas, para prevenir el consumo de sustancias ilícitas y así bajar los altos índices que existen en el país.

En lo que respecta a nuestra comuna, el programa Senda Previene existe desde el 2010. Para este año Laja se suma al plan nacional elige vivir sin drogas, siendo una de las 15 comunas que se integran a Concepción, Talcahuano y Los Ángeles.

Jorge Bastías, director regional de Senda, explica los objetivos del programa “este plan elige vivir sin drogas busca fomentar la prevención desde 4 pilares. El primero y el más importante de todos, la familia. En segundo lugar, la escuela por lo que en marzo y abril se levantará información en los establecimientos educacionales. En tercer lugar estrategia de pares, buscar líderes dentro de los jóvenes para que ellos nos ayuden a hacer prevención y por último, la utilización del tiempo libre administrando mejor su tiempo en cosas que sean sanas y sirvan para la comunidad”.

Además, con este plan se realizará un catastro comunal para conocer las principales necesidades de la comuna y se podrán tomar decisiones con datos específicos. Así lo señala la autoridad regional “levantar esta información va a ser única en la comuna, nunca se ha tenido un diagnostico local. Con esto vamos a tener datos de la comuna de Laja y ahí el alcalde junto al concejo municipal van a poder tomar decisiones”.

Las drogas afectan la capacidad de la memoria, disminuyen la capacidad de atención y concentración, también daña la capacidad para resolver problemas y de planificación y por último produce efectos nocivos sobre el funcionamiento cerebral.

Compartir